INSTITUTO MALVINAS :: Para pensar la Patria
 

Artículos de Interés

"No se defiende lo que no se quiere y no se quiere
lo que no se conoce"

   

 

 

 

     
 

 

     
 
     

Más Artículos

     
       
     

 

¿DESMALVINIZAR  LA  POLÍTICA  EXTERIOR?

20/07/05                                                                Por Héctor Cisneros

En un matutino porteño del martes 19 de este mes de julio 2005, en la sección Debate, el señor Vicente Palermo, “politólogo (Conicet y Flacso)”, publica una nota titulada “Ya es hora de desmalvinizar la política exterior”, que nos obliga a algunas reflexiones.

         Sostiene el autor que “no se ha asumido que tras la guerra de 1982 nada puede ser igual”, agregando que “se rememora el respaldo popular durante la guerra de 1982 como si se tratase de un comportamiento colectivo digno”. Estos conceptos nos duelen como familiares de los 649 muchachos caídos en tierras y aguas argentinas, cuando hemos decidido rechazar unánimemente la “repatriación” de sus restos por que ya reposan en suelo y aguas propias.

         También reprocha el señor Palermo el “aparatoso escándalo” de criticar el nuevo mapa que proyectan imponer las potencias de la colonialista Europa, no obstante el Comité de Descolonización de las Naciones Unidas. Asimismo critica la reactualización, venida de Londres por la “historia oficial” y el tema Thatcher-Pinochet, “que alimentan extemporáneamente la paranoia argentina”. Mejor sería recomendar que también Argentina haga su historia oficial sobre esa gesta.

         Esta situación la presenta el autor como un reparo a palabras de abril último del Presidente de la Nación, diciendo que “es en la memoria de Malvinas donde se ubican valores que debemos rescatar para avanzar con la frente alta hacia la soberanía”. Hasta el momento, nadie alienta una nueva acción armada contra la Gran  Bretaña y toda la protesta se reduce a los canales de las Naciones Unidas y otros foros internacionales utilizados en los momentos adecuados.

         De seguir el criterio de olvido propuesto por el señor Palermo, sería volver a caer en el viejo ardid colonial de confraternizar con los kelpers, acordándoles día a día más ventajas. Por ese método Londres se ha complacido sin ninguna queja española celebrando el año pasado los tres siglos de usurpación por la fuerza de Gibraltar. Mientras, el pueblo hispano clamaba en las calles contra los gozosos y burlescos fuegos artificiales disparados desde el Peñón, que no es una isla sino parte del territorio español siendo  la única colonia dentro del viejo mundo.

         Los británicos también fueron colonia del Imperio Romano y al retirarse éstos cayeron por tres  siglos bajo los germanos, que asimismo fueron al fin desalojados dejándoles el idioma. Luego fueron vasallos de los daneses y más tarde de los normandos (franceses). Esto les debe enseñar que los imperios no son eternos y con la aceleración de la historia, cada vez duran menos y ya no los hay centenarios.

         Mantener la llama de la recuperación de Malvinas no es una utopía. Infinitamente más osadas fueron las “utopías” que se plantearon y concretaron nuestros mayores. Es cuestión de tiempo, que tanto puede ser largo como corto, por las incertidumbres crecientes no solo ante el futuro sino también  sobre el peligroso presente.

         Como politólogo debe saber el señor Palermo, que “toda resignación es reaccionaria”. Luego, no es cuestión de dar vuelta una página y encontrar el desarrollo que propone. La asignatura pendiente de Malvinas es un escudo moral para no olvidar jamás. En esa confianza,  reside una de las principales fuerzas de unidad para el digno avance de nuestro pueblo.

Héctor Cisneros (Presidente)

Comisión de Familiares de Caídos en Malvinas e Islas del Atlántico Sur

 

Sitio armado por Maximus: firmesydignos_argentina@yahoo.com.ar  

 

Instituto Malvinas: :: tel 4123-4567 :: institutomalvinas@yahoo.com.ar