INSTITUTO MALVINAS :: Para pensar la Patria
 

Artículos de Interés

"No se defiende lo que no se quiere y no se quiere
lo que no se conoce"

   

 

 

 

     
 

 

     
 
     

Más Artículos

     
       
     

 

KEN LIVINGSTONE: EL POPULAR ALCALDE ANTICOLONIALISTA DE LONDRES

01/VIII/05                                              

Ken Livingstone y la Argentina

         Livingstone es ingratamente casi desconocido en la Argentina. Es probable se deba a la mayoritaria mala prensa internacional pro imperialista. Sin embargo, es el político más popular de Gran Bretaña y también el niño original y rebelde, “incorregible”, del Partido Laborista.

         Siempre hemos reconocido y escrito en forma destacada, que debemos diferenciar entre gobierno colonialista inglés y pueblo inglés; donde diversas personalidades, nobles y simples ciudadanos, más organizaciones de trabajadores, estudiantes y religiosas, como algunos legisladores de ambas cámaras, estudiosos, etc, son anticolonialistas, mostrándose valientes amigos de Argentina. Venimos destacando esta realidad desde décadas anteriores a la guerra de 1982. Tampoco se nos escuchó para auspiciar un lobby pro Malvinas en Londres.

         Inmediatamente después del conflicto, Margaret Thatcher condecoró y otorgó títulos de nobleza a Ronald Reagan y a los principales colaboradores (aunque por ley yanqui no pueden usarlos públicamente). Argentina, en cambio, no agradeció a nadie en el mundo anticolonial.

         Las claras posiciones adoptadas por Livingstone no tuvieron nunca descanso ni dobleces. Y los medios británicos no podían ignorarlo totalmente. Por ejemplo, el Daily Express del 28 de mayo 1982 escribió: “El líder laborista Michael Foot también está soportando los duros ataques del ‘Rojo’ Ken Livingstone, por su política sobre Malvinas. Dijo que Foot está repitiendo el cretinismo jingoista (patriotero) de Margaret Thatcher”.

         Por su parte, el belicista Daily Mail de Londres del 7 de junio 1982, a punto de terminar el conflicto, bajo el título de “Cómo la paz guió a un hombre hacia el podio”, dijo: “Más de 100.000 manifestantes se reunieron en Hyde Park. Le dieron una oportunidad a la paz. Había muchísimos jóvenes, familias completas con chicos y perros y canastas de picnic marchando por la paz. Llevaron estandartes y se sentaron incómodamente sobre el césped húmedo escuchando los discursos sobre las virtudes del desarme nuclear. Ken Livingstone, alcalde de Londres, llevaba un sombrero de papel que decía: ‘la Alcaldía de Londres trabaja por la paz’. Declaró a Londres zona libre y simbólicamente izó la bandera de las Naciones Unidas. Luego casi arruinó el efecto al admitir que el Consejo Laborista no tenía autoridad para poner en vigencia la zona’. Scargill, el líder de los mineros declaró: ‘Lancémosnos a las calles y llevemos nuestro mensaje al gobierno, comencemos una campaña de desobediencia civil. Estamos luchando por la paz. Nuestra posición debe ser clara. Queremos ver un mundo adecuado para criar a nuestros hijos, un mundo que predique la paz y no la guerra’, Anthony Benn atacó “el veneno del nacionalismo’”.

¿Quién fue y es Ken Livingstone?

         Nació en Lambeth, un barrio pobre de Londres en 1945, donde desde muy joven se dedicó a problemas municipales en el Partido Laborista. Cursó estudios similares a los de nuestras escuelas secundarias industriales. Luego de trabajar 8 años como técnico, ganó el cargo de miembro por el Partido Laborista del concejo municipal de su barrio. Siguió ascendiendo en su carrera política hasta ser elegido miembro del Greater London Council (intendencia), donde llegó a la presidencia del mismo en 1981. En esas funciones ganó popularidad en especial por cumplir sus promesas, entre otras, la de poner orden en los transportes públicos de la ciudad. También fue el más serio crítico de la señora Thatcher, en especial por “su” guerra de Malvinas. La primer ministro, para eliminarlo dispuso en 1986 la abolición del Greater London Council. Meses después ara elegido miembro laborista de la Cámara de los Comunes.

         En 1982, siendo Presidente del GLC (Greater London Council), encabezaba personalmente las muy frecuentes manifestaciones callejeras contra la Guerra de Malvinas y el colonialismo en general y contra el transporte de armas nucleares por la flota expedicionaria al Sur.

         El anticolonialismo de Livingstone no es una novedad, pues siempre apoyó la independencia de Irlanda del Norte, cuya fuerza armada, el IRA, acaba de renunciar al terrorismo. Esto obliga a Anthony Blair a negociar y seguramente “Ken el Rojo” jugará un papel importante.

Ken Livingstone: Afganistán e Iraq

         Ante los lamentables actos terroristas sufridos por la población de Londres, a partir del 21 de junio pasado, como era de suponer el Intendente debió condenarlos, “como condeno a todo tipo de violencia”, recalcó. Pero tuvo también el raro valor de señalar los orígenes reales de esa sangrienta tragedia porque hoy las conquistas militares repercuten con miedo y dolor en las propias capitales de los invasores.

         Livingstone no se detiene solo en condenar a los terroristas sino que avanza en sus opiniones señalando las responsabilidades de la política colonialista británica y de sus aliados de Occidente, en particular al presidente George Bush sedientos de petróleo. En ese sentido es el más claro de los políticos europeos, pues ha interpretado el sentir popular y la necesidad urgente de buscar paz y justicia en Medio Oriente.

         Sus declaraciones-recetas a las agencias de noticias y medios en general, son escuchadas con interés por el ahora asustado pueblo inglés y repercuten por el mundo, haciendo hablar al Primer Ministro Tony Blair de un plan, días antes impensado, para retirar  tropas de Iraq.

         Dijo el diario londinense “The Guardian” que “Ken Livingstone tuvo un alto perfil oponiéndose a la guerra contra Iraq diciendo que el presidente George Bush ‘es el presidente estadounidense más corrupto desde Harding en los años veinte’”.

         El año pasado, cuando Bush visitó Londres, oficialmente lo declaró “persona no grata”. Lo mismo dispuso en 1982 contra  Ronald Reagan.

         Repasa la historia de traiciones a promesas a pueblos, los abusos de Occidente, la instrucción y armamento dado por Estados Unidos a Bin Laden para hacer bombas y matar a rusos y afganos, y ahora sigue matando para obtener la devolución de lo propio.

         “¿No reaccionaríamos lo mismo nosotros si recibiéramos un trato similar… Mucha gente joven ve la doble moral, ve lo que ocurre en Guantánamo y piensa que no son normas solamente de conducta…Si tras terminar la Primera Guerra Mundial, cuando los hicimos luchar a nuestro favor, hubiésemos hecho lo que prometimos a los árabes, dejándolos libres para elegir y mantener sus propios gobiernos… debimos mantenernos al margen de sus asuntos y no pretender manejarles el petróleo en lugar de comprárselo… de haberse procedido honradamente, Occidente no habría sufrido atentados, condenando a un miedo permanente… los hombres bombas son hijos de la desesperación…”.

         Livingstone deja sin respuestas a los políticos británicos y su popularidad aumenta. En la primera elección para elegir intendente de Londres, en el año 2000 quiso ser candidato por el laborismo. Anthony Blair se opuso para imponer a un amigo personal. Ken “el rojo”, alentado por mucha gente de pueblo que aportaba pequeños fondos para su campaña, decidió presentarse como independiente. Ganó holgadamente superando a los divididos laboristas, que lo habían expulsado del partido, y también derrotó a los conservadores. Fue así el primer alcalde de la historia de Londres surgido de elecciones.

         En el 2004, ante el debilitamiento del Primer Ministro, las divisiones dentro del conservadurismo entre europeístas y antieuropeístas, y el repunte de pequeños partidos, el popular Livingstone aparecía como invencible. Lo reincorporaron al laborismo y ganó.

          Y si las cosas siguen así, el laborismo no tendrá otro mejor candidato para ser Primer Ministro y, por primera vez en la historia, anticolonialista. Es para desearle que conserve su buena salud.

Enrique Oliva

 

Sitio armado por Maximus: firmesydignos_argentina@yahoo.com.ar  

 

Instituto Malvinas: :: tel 4123-4567 :: institutomalvinas@yahoo.com.ar