INSTITUTO MALVINAS :: Para pensar la Patria
 

Artículos de Interés

"No se defiende lo que no se quiere y no se quiere
lo que no se conoce"

   

 

 

 

     
 

 

 

 

     
     
       
       
     

 

LA NACIÓN (Editorial - Pág 18)

02 de octubre de 2007 

Nuestro reclamo por las Malvinas 

Síntesis 

  La Convención del Derecho del Mar da plazo hasta mayo de 2009 para que cada país pueda demostrar hasta dónde se extiende su plataforma continental.  “La negativa del Reino Unido al diálogo en temas de soberanía, calificada por el Presidente como “pertinaz”, podría originar fricciones peligrosas con RUGB. Ese diálogo es indispensable para atemperar desencuentros.” 

Artículo completo 

En oportunidad de su reciente discurso ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, el presidente Néstor Kirchner planteó, junto con el permanente reclamo de la soberanía argentina sobre las Malvinas y otras islas del Atlántico Sur, la objeción a la anunciada iniciativa británica de extender su ocupación ilegítima en función de lo dispuesto en la Convención del Derecho del Mar de las Naciones Unidas, que nuestro país también objetará.  

La Convención, que ha sido suscripta por 130 Estados y entró en vigor en 1994, establece que la potestad jurisdiccional de los países costeros sobre los recursos del mar alcanza a las 200 millas y reconoce, además, los derechos soberanos de los Estados ribereños sobre su plataforma continental.  

En ese sentido, los gobiernos tienen plazo hasta mayo de 2009 para demostrar hasta dónde se extienden sus respectivas plataformas continentales, sin que ese límite pueda exceder de las 350 millas. Para ello, muchos de los Estados que forman parte de la Convención aludida están preparando aceleradamente sus argumentos, basados en datos científicos, geológicos y geofísicos, con los que intentarán justificar oportunamente sus respectivas pretensiones, ante la organización multilateral.  

Entre esos Estados, se encuentran los que acaban de iniciar una nueva y dramática carrera en dirección al Polo Norte. También el Reino Unido, que, manteniendo su posición de no dialogar, pese a la solicitud reiterada de las Naciones Unidas, que insta a las partes a alcanzar una solución pacífica y duradera a su diferendo y a la obligación de hacerlo en buena fe que impone el derecho internacional, prepararía una presentación formal que incluiría a las islas Malvinas, Ascensión (cercana al continente africano) y Rockall (cuya soberanía disputa con Irlanda, Islandia y Dinamarca).  

Esta nueva pretensión británica entrará en conflicto directo con la de nuestro país, que también está elaborando su propia presentación a la Comisión de Límites de la Plataforma Continental de las Naciones Unidas, la cual perseguiría aumentar sustancialmente la superficie de nuestra propia plataforma continental, de los actuales 2,7 millones de kilómetros cuadrados a unos 3,7 millones de kilómetros cuadrados.  

En otras disputas de soberanía, las partes consideran la posibilidad de elaborar presentaciones conjuntas o paralelas en las Naciones Unidas. La total ausencia de diálogo sobre la soberanía en las Malvinas que reclama insistentemente nuestro país, por la negativa británica calificada por el presidente argentino de "pertinaz", podría originar fricciones peligrosas con Gran Bretaña. Ese diálogo es indispensable para tratar de evitarlas de manera de, por lo menos, atemperar los desencuentros y eventuales roces, además de poder hacer presentaciones individuales que contengan las reservas explícitas que cada parte quiera formular, dejando la Argentina a salvo sus legítimas pretensiones soberanas. 

 

Sitio armado por Maximus: firmesydignos_argentina@yahoo.com.ar  

 

Instituto Malvinas: :: tel 4123-4567 :: institutomalvinas@yahoo.com.ar