INSTITUTO MALVINAS :: Para pensar la Patria
 

Artículos de Interés

"No se defiende lo que no se quiere y no se quiere
lo que no se conoce"

   

 

 

 

     
 

 

     
     
       
       
     

 

el cronista (Pág 20)

16 de octubre de 2007 

MALVINAS: INGLATERRA OTORGÓ 10 PERMISOS PETROLEROS SIN CONSULTAR A LA ARGENTINA 

  El gobierno argentino envió la semana pasada nuevas notas de protesta por el otorgamiento de licencias de exploración y producción de hidrocarburos en las Islas Malvinas.  Se trata del caso que envuelve a la angloaustraliana BHP Billiton, que adquirió el 40% de 14 licencias que Falklands Oil and Gas Limited (FOGL) tiene para explorar y producir hidrocarburos en la zona. 

LA BÚSQUEDA DE HIDROCARBUROS ACRECIENTA LA TENSIÓN ENTRE AMBOS PAÍSES  

Firmas inglesas hacen inversiones millonarias y esperan realizar grandes hallazgos en las islas. Pero el gobierno argentino no reconoce los permisos y reclama soberanía  

PABLO FERNÁNDEZ BLANCO Buenos Aires 

Tentadas por la promesa de enormes negocios, varias compañías internacionales de diferente bandera respondieron durante la última década a la invitación del gobierno británico de las Islas Malvinas para buscar petróleo en esas aguas, sobre las cuales la Argentina reclama su soberanía. 

Según un relevo elaborado por El Cronista, el gobierno de las islas –que se define como autónomo de Inglaterra en todos los aspectos, salvo en lo que respecta a seguridad y asuntos externos–, al cual la Argentina no reconoce como legítimo, otorgó licencias de exploración a más de 10 petroleras. Entre ellas, la angloaustraliana BHP Billiton, una de las gigantes del negocio minero a nivel internacional; Rockhopper Exploration, Falkland Oil Gas (FOGL), Desire Petroleum, Borders Southern Petroleum, Argos Resources, Amerada Hess, Hardman, Solana Resources y Falkland Islands Holdings, la mayoría con casa matriz en el Reino Unido. 

¿Por qué las empresas van hacia esa zona del mundo, donde el clima es hostil y existen constantes vaivenes diplomáticos, desde la Guerra de Malvinas, en 1982? En una de las grandes petroleras con operaciones en la Argentina esgrimen una respuesta: “El marco jurídico y normativo es muy conveniente. La combinación entre regalías e impuestos lo hacen muy atractivo”, reconocen. Pero hay más: en el mundo petrolero están seguros de que podría haber enormes volúmenes de petróleo en el mar que rodea a las islas. De hecho, un consorcio integrado por la francesa Total Austral, Pan American Energy (de la familia Bulgheroni y la inglesa BP) y la alemana Wintershall puso en marcha los últimos yacimientos grandes de la Argentina en esa zona, pero en la plataforma continental nacional. 

En disputa 

Las concesiones fueron otorgadas por las islas bajo el paraguas diplomático de un acuerdo de cooperación entre la Argentina y Gran Bretaña sobre actividades costa afuera, de septiembre de 1995. Sin embargo, el gobierno de Néstor Kirchner dio por terminado ese convenio en marzo de este año, ya que considera que las licencias “fueron otorgadas de modo unilateral y en violación de cualquier acuerdo y aprobación de la Argentina ”, explican allegados a la Cancillería argentina.  

La caducidad del acuerdo de cooperación fue el puntapié de un proceso que tensó nuevamente las relaciones con Inglaterra, que dio otro paso a finales de septiembre, cuando se conoció el interés británico por extender su dominio alrededor de las islas. El último capítulo de la saga ocurrió a principios de octubre, cuando BHP Billiton –que tiene licencias mineras en la Argentina – cerró un acuerdo con FOGL que le permitió quedarse con el 40% de 14 licencias para explorar en Malvinas (ver aparte). 

A través del Palacio San Martín, la Argentina rechazó todas y cada una de las licencias. En cada caso, envió una nota de protesta al Reino Unido; una nota de desaliento a la empresa que obtuvo la concesión y, si la compañía tiene filiales en otros países, una nota de “preocupación o rechazo” a los gobiernos de esas naciones 

Esa modalidad se repite desde la época en que el canciller era Guido Di Tella, durante la presidencia de Carlos Menem, con su ‘política de seducción hacia los kelpers’ –así se definió en los años ‘90 el método de acercamiento por la vía diplomática– hasta la actual gestión de Taiana, que sigue de cerca el reclamo argentino por las islas y endureció la postura oficial. 

Por el lado británico, en cambio, no hay mucho por discutir. “El Reino Unido no tiene dudas acerca de la soberanía sobre las islas y las áreas marítimas circundantes, por lo que el gobierno de las islas tiene derecho a desarrollar su industria hidrocarburífera”, aseguran voceros de la Embajada británica en Buenos Aires.

 

Sitio armado por Maximus: firmesydignos_argentina@yahoo.com.ar  

 

Instituto Malvinas: :: tel 4123-4567 :: institutomalvinas@yahoo.com.ar