INSTITUTO MALVINAS :: Para pensar la Patria
 

Artículos de Interés

"No se defiende lo que no se quiere y no se quiere
lo que no se conoce"

   

 

 

 

     
 

     
 
     

Más Artículos

     
       
     

 

A 25 años del conflicto militar en el Atlántico Sur

Fuerte polémica por una muestra sobre la Guerra de las Malvinas

Garré recibió quejas de familiares por el simulacro de un soldado estaqueado

Por Daniel Gallo

De la Redacción de LA NACION  

Una fuerte polémica se generó ayer por una muestra sobre la guerra en las islas Malvinas. La inclusión de un muñeco que representa a un soldado estaqueado motivó la reacción, durante la inauguración en el Edificio Libertador, de familiares de caídos en el conflicto, que manifestaron su disgusto a la ministra de Defensa, Nilda Garré, y se retiraron del acto.  

Quienes conocen muy bien el pensamiento de Garré afirmaron que ésta había sido sorprendida también por la presencia de ese muñeco, instalación realizada por la comisión de ex combatientes de La Plata. La ministra se enteró ayer a la mañana de que los ex soldados pondrían en su stand ese muñeco. "Se les ofreció el lugar, ¿qué voy a hacer ahora? ¿Censurarlos?", se preguntó entonces Garré. Sabía que otra controversia se avecinaba. 

Los militares en actividad tampoco compartieron esa iniciativa de los ex soldados. Fue ese detalle el que, a su entender, empañó una muestra en la que habían colaborado mucho. En la planta baja del Edificio Libertador se pueden observar, además, interesantes maquetas y cuadros de los combates, explicaciones sobre el desarrollo de las acciones y diferentes materiales militares usados en la guerra. Pero el tema del día fue el muñeco.

Unas 50 personas participaron ayer de la inauguración. Se podía sentir el clima tenso del momento. Garré tomó la palabra para destacar el heroísmo de los combatientes; y se refirió durante su discurso al motivo de polémica. "Esta muestra tiene, no un visión unilateral, no una verdad única, sino justamente la discusión de varias verdades relativas que unidas terminarán logrando una síntesis que nos den una interpretación aproximada de lo que fue ese proceso tan complejo", dijo.  

Fue más directa segundos después: "Los veteranos tuvieron su espacio y destacaron los hechos que más los marcaron, que más le dolieron".  

Apenas terminó su mensaje, familiares de muertos en las islas Malvinas fueron a su encuentro para entregarle una nota de repudio a la instalación realizada por los ex soldados platenses. Uno de los familiares de caídos tomó un micrófono y quiso expresar su malestar, pero la ministra lo convenció de que no era el momento y ni forma de hacerlo. El hombre y sus acompañantes, una decena, anunciaron entonces que dejarían el acto en señal de protesta.  

"Esto es un deshonor a los caídos", dijeron al irse del edificio militar.  

Las denuncias  

Ese armado del muñeco estaqueado tiene como trasfondo las denuncias sobre esos castigos que sufrieron soldados en las islas. Se trata de una pena, conocida como calabozo de campaña, que figuraba en el Código de Justicia Militar. Garré recibió denuncias de 25 casos de soldados estaqueados. En varios casos los acusados son oficiales en actividad del Ejército, que en 1982 apenas superaban por algunos años a los soldados conscriptos.  

La ministra dio curso judicial a esas presentaciones. Quienes conocen bien a Garré indican que espera que esos oficiales se acerquen a explicarle qué fue lo que pasó en esos días de 1982. Rechaza Garré los maltratos, pero comprende las particulares situaciones que se viven en una guerra.  

Fuentes cercanas a Garré aseguran que no buscó hacer una provocación con esta muestra. "Yo llevo mi mochila, no me carguen otra", comentó Garré entre sus allegados al analizar, preocupada, lo ocurrido. 

La exhibición está abierta al público, de 10 a 18, y está prevista la visita de colegios. Más allá de ese muñeco estaqueado, entre los militares no cayó bien la selección de películas sobre la guerra que serán exhibidas en los próximos días, entre ellas Iluminados por el fuego , en la que se muestra la guerra desde el punto de vista del soldado conscripto en la trinchera, mirada que no comparten los oficiales que participaron del mismo en el Atlántico Sur.


15/05/2007 02:00

Ambito Financiero - Política - Pág. 1 y 18 

Estaqueado  

Puesto a irritar a sectores que sabe no pueden responderle, el gobierno llega a veces al ridículo, y al agravio. Una exposición sobre Malvinas que se presumía exaltaría el heroísmo de los combatientes en esa guerra (que buscaron sólo algunos argentinos, pero que sí seguramente pelearon todos) se convirtió en un carnaval. Se exhibe, como testimonio de los hechos que se recuerdan a 25 años de ocurridos, un maniquí de un conscripto estaqueado, una forma primitiva de castigo. No fue lo que la mayoría quiere recordar de Malvinas, como tampoco otras mortificaciones que impone la disciplina y que son difíciles de entender desde fuera del contexto castrense. Seguramente, hubo órdenes impuestas a los gritos y consignas que reclamaban esfuerzos que estaban más allá del deseo o de la capacidad de los subordinados. Un soldado instruido en tiempos de guerra debe matar y también exponerse a la muerte, y eso se logra con entrenamientos durísimos que sus protagonistas seguramente intentan olvidar en cuanto pueden. También eluden evocar esos sufrimientos los países que quieren conservar el recuerdo de su pasado como algo de valor, a menos que se busque hacer escarnio de algún sector. Familiares de los caídos y ex combatientes repudian con razón esa exposición organizada por un gobierno que no quiere a los militares ni cuando defendieron al país, como en Malvinas. 

Si el mal gusto, el grotesco y la falta de respeto a quienes lucharon en el conflicto del Atlántico Sur era el propósito de la exposición que organizó el Ministerio de Defensa para conmemorar el 25° aniversario, entonces se cumplió el objetivo.  

Entre equipos, armas y uniformes utilizados por el Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea se encuentra un ridículo maniquí que representa a un soldado estaqueado. 

Ayer, en presencia de los cuatro jefes militares: brigadier general Jorge Chevalier, teniente general Roberto Bendini, almirante Jorge Godoy y brigadier general Normando Costantino, la ministra Nilda Garré dio por inaugurada la exhibición: «Malvinas 25 años: memoria de lucha, tragedia y soberanía». También estuvo presente el diputado Jorge Villaverde, presidente de la Comisión de Defensa de la Cámara baja. La recreación del conscripto estaqueado fue idea de un grupo de ex conscriptos de La Plata congregados en el Centro de Ex Combatientes Islas Malvinas, de diálogo frecuente con el asesor de imagen de la ministra, Jorge Bernetti. Este grupo de ex conscriptos fue el único invitado a exponer material histórico en la planta baja del Edificio Libertador, lugar de la muestra.  

Cometido  

La teatralización del estaqueado resulta hasta risueña si no fuera que el contenido de la muestra tiene otro cometido, homenajear a los veteranos que ofrendaron su vida y cumplieron su deber en la recuperación del archipiélago.  

Una delegación de la Comisión de Familiares de los Caídos en Malvinas, integrada por su presidente, Héctor Cisneros, el apoderado César Trejo, la secretaria Delmira de Cao y otros miembros, procedieron a retirarse del acto de inauguración en desacuerdo con la escenificación del soldado estaqueado.  

Antes, Trejo había solicitado a las autoridades del ministerio que se diera lectura a un comunicado de la comisión que repudiaba el contenido de la exposición. La ministra no lo aprobó. El comunicado fue repartido entre los presentes y dice en sus párrafos salientes: «No podemos dejar de manifestarle nuestra más profunda tristeza y desagrado ante la muestra que vuestra cartera ha organizado supuestamente en conmemoración del 25° aniversario de la gesta de Malvinas. Entendemos que pueden existir muchas miradas sobre Malvinas; nuestra entidad no niega a ninguna, aunque hayamos elegido la que entendemos como la más valiosa para construir el futuro de nuestra Nación. El Estado nacional tiene la obligación de buscar una síntesis superadora de esas distintas miradas. No es un mero escenario para instalar contradicciones, sino para resolverlas. Por el contrario, vuestra cartera ha resuelto dar prioridad a una visión de la problemática profundamente desmalvinizadora. La muestra abona el camino de la confusión, deshonra la memoria de nuestros héroes, reduce la complejidad a una mirada prejuiciosa y lejana a la verdad de los hechos».  

La Comisión de Familiares de los Caídos fue la impulsora del monumento a los veteranos que se erigió en las islas.


DIO INICIO MUESTRA DE MALVINAS   

La ministra de Defensa, Nilda Garré, inauguró la primera muestra conjunta de las Fuerzas Armadas sobre Malvinas, a la que definió como un "homenaje a los caídos y un espacio de reflexión abierto a las diversas posturas sobre la guerra de 1982. Todos estos soldados dieron su vida por la Patria ", recordó Garré sobre los caídos en el conflicto y agregó: "El dolor no debe impedirnos reflexionar sobre cómo se inició la guerra, sus consecuencias y la voluntad actual de recuperar por vía diplomática las Malvinas y otras islas del Atlántico sur". La exhibición se extenderá hasta el 11 de junio, con acceso libre y gratuito por la entrada al Edificio Libertador de Paseo Colón a la altura de Alsina, todos los días de 11 a 18 horas. Durante la inauguración se retiraron del edificio miembros de la Comisión de Familiares de Caídos en Malvinas e Islas del Atlántico Sur por divergencias con la Comisión de ex combatientes de La Plata (CECIM) y con una representación de un soldado estaqueado en una de las salas de la muestra. 

Garré rechazó la "desmalvinización posterior a la derrota" así como la previa "desinformación sistemática con la que la dictadura ocultó sus motivos para desencadenar la guerra y la falta de preparación militar", entre otros aspectos. 

Acompañaron a la ministra en la ceremonia inaugural el jefe del Estado Mayor Conjunto, brigadier Jorge Chevalier, los jefes de las tres Fuerzas Armadas, otras autoridades ministeriales y militares, legisladores nacionales e invitados especiales, entre ellos ex combatientes y familiares de los caídos. 

Desplegada en la planta baja del Edificio Libertador, "Malvinas 25 Años: Memoria de Lucha, Tragedia y Soberanía" es la primera muestra conjunta de las tres Fuerzas Armadas y comprende documentos, armas y equipos empleados en el conflicto.

 

Sitio armado por Maximus: firmesydignos_argentina@yahoo.com.ar  

 

Instituto Malvinas: :: tel 4123-4567 :: institutomalvinas@yahoo.com.ar