INSTITUTO MALVINAS :: Para pensar la Patria
 

Artículos de Interés

"No se defiende lo que no se quiere y no se quiere
lo que no se conoce"

   

 

 

 

     
 

 

     
     
       
       
     

 

ENTREVISTA CON SEBASTIAN FREIRE

Criollo malvinero campeón mundial de Taekwondo

 

Sebastián Freire

E. O: “Hemos invitado a este joven deportista que nos ha brindado una medalla de oro para todos los argentinos en la especialidad de Taekwondo, o sea, en Artes Marciales. Es un muchacho de 23 años, Profesor de Gimnasia. Tiene mucha actividad deportiva y acaba de regresar de Londres donde en el Mundial de ese deporte, nos ha dado una medalla de oro y tuvo la idea que nos ha caído a todos muy “simpática” de que un muchacho que no había nacido cuando tuvo lugar la Guerra de Malvinas, sin embargo es una “gran malvinero” ya que luego de recibir la medalla de oro (se los vamos a pedir explicar a él) se descubrió una remera que decía en inglés: “Las Islas Malvinas son argentinas y no son las Falklands inglesa”.

Entonces, explicanos cómo lograstes hacer ese recorrido, hasta ganar premios nacionales y luego tu ida a Londres que es el plato fuerte que queremos brindar a nuestros amigos…

Sebastián Freire: “Bueno, empiezo contándole que empecé la actividad de Taekwondo a los 6 años con mi instructor Víctor D’Amore en el barrio de Avellaneda y como pasa al principio de una actividad, uno no sabe hasta donde puede llegar. Se parte haciendo un deporte como para pasar el tiempo. Así fui avanzando en lo que tiene que ver con los cinturones. Me pude graduar como cinturón negro y, en ese tiempo, hice competencias menores: torneos de principiantes y luego pasar a torneos provinciales.

En torneos nacionales donde tuve la suerte de poder competir en todas las categorías desde Infantiles, Juveniles y de Adultos, obtuve varias veces el Campeonato Nacional de Taekwondo y parecía que la meta ahora estaba en el exterior. Cuando uno tiene varios resultados que lo gratifican mucho, se pregunta por qué no pude probarse con la gente de afuera.

Tuve la suerte de poder viajar en el año ’95 y ’96 a EE.UU. al Mundial donde obtuve la medalla de oro en Categoría Infantil hasta 12 años. En el año 2.000, viajé a Holanda y obtuve el 2º lugar ya como Categoría Juvenil y ahora venía el plato fuerte de poder competir en el Mundial de Taekwondo en la Categoría Adultos.

El Mundial se llevó a cabo en el mes de junio pasado en Inglaterra en la ciudad de Birmingham que está a 400 km. de Londres. Es lo más importante que tiene porque en el Mundial de Taekwondo van competidores de todo el mundo. Participan más de 40 países. Nos preparamos con muchas ganas y llegó este acontecimiento. Estábamos ahí con muchos nervios. Tuvimos ciertos problemas con el viaje pero a eso parece que los argentinos estamos acostumbrados y nos suma muchas fuerzas.

Llegó la hora de la competencia. Competimos. Fueron pasando los encuentros. Tuve la suerte de continuar. Seguí y cada vez sumaba más fuerzas porque si bien el agotamiento físico es muy importante, el tema mental sigue intacto. Llegó la hora de la final y enfrenté a la gente de Inglaterra.

E. O.: ¿Combatiste la final con un inglés?

S. F.: Combatí con in inglés, con lo que significa enfrentar al local y en su ciudad. Tuve suerte. Muchos me preguntan cuánto es de suerte y cuánto es de entrenamiento y sacrificio. Pero, en ese sentido, salieron las cosas bien y es algo que, realmente, me emociona contar el momento en que se dijo: “Argentina primero, Inglaterra segundo y Polonia tercero”. La bandera argentina que subió a lo más alto y cuando fuimos al podio teníamos preparado el tema de la remera. Debajo de la indumentaria de Taekwondo que es un traje blanco, teníamos una remera azul y blanca con la silueta de las Islas Malvinas y una frase que, en ese momento, queríamos que el mundo conociera: “las Islas Malvinas son argentinas y no son las Falklands Islands” como lo creen ellos. Por eso en la remera lo decía en inglés para que no haya ningún tipo de duda y que todos lo puedan entender.

No queríamos crear ningún problema. Esto es una protesta pacífica que todos los argentinos tenemos. Queríamos demostrar que el pueblo argentino sigue luchando por algo que es nuestro. No tiene que haber ningún tipo de duda que las islas Malvinas son argentinas y creo que era una buena oportunidad mostrarlo a través de un logro: que la Argentina puede estar compitiendo y ganarle al Reino Unido en el deporte y justamente hacerle dar cuenta que el Pueblo Argentino está de pie a través del esfuerzo. Mostrar que esta protesta pacífica es en reconocimiento no sólo mío sino de gente que está detrás. En ese momento se cayeron algunas lágrimas. Hubo gente que aplaudió. Por supuesto, la gente argentina apoyó este momento con aplausos, con gritos, con euforia. Gente inglesa también aplaudió. Otra gente, que le importa lo más mínimo, agachó la cabeza y se fue a un costado sin emitir comentarios.

Así que fue muy lindo, muy contento. Fue algo inolvidable.

Y si bien no había nacido en el ’82, lo fui hablando con mis padres y con gente que está metida en el tema. Me fui tratando de informar. Creo que es algo que  tenemos que asumirlo porque hubo 649 personas que dieron su vida por el Pueblo Argentino. Por eso debemos decir, con todo el énfasis, que la dedicación es el triunfo a todos ellos. Esta medalla queda en 2º plano ante el heroísmo de aquella Gesta.

Sitio armado por Maximus: firmesydignos_argentina@yahoo.com.ar  

 

Instituto Malvinas: :: tel 4123-4567 :: institutomalvinas@yahoo.com.ar