INSTITUTO MALVINAS :: Para pensar la Patria
 

Comisión de Familiares de Caídos en Malvinas e Islas del Atlántico Sur

"No se defiende lo que no se quiere y no se quiere
lo que no se conoce"

   

 

 

 

     
 

 

     
     
       
       
     

 

Comisión de Familiares de Caídos en Malvinas e Islas del Atlántico Sur

 LOS CAÍDOS EN  MALVINAS ESTÁN EN LA PATRIA , Y NOS ESPERAN

Respuesta a Jorge Lanata

 El periodista Jorge Lanata publicó el domingo 18 de marzo una nota en el periódico Perfil, bajo el título “El Cementerio Argentino de Darwin, abandonado. Nadie cuida a los muertos en Malvinas”, que incluye datos incorrectos y medias verdades. Como se trata de un tema que afecta a los sentimientos de los deudos de los Caídos y al conjunto de nuestra sociedad, nos vemos en la obligación de aclarar cada desconcepto vertido.

El periodista cita a la (ilegítima) consejera Robertson, quien asegura “ha tratado de comunicarse en vano con la Comisión Argentina de Familiares, sin recibir ninguna respuesta”. Jamás recibimos ningún mensaje de su parte.

Luego acusa a los argentinos de incurrir en abandono del cementerio. Nada más falso, como demostraremos. Desde marzo de 1991, en que se realizara el primer viaje de familiares de los Caídos con la mediación de la Cruz Roja , nuestra Comisión promovió y co-organizó con la Cancillería y el Ministerio del Interior, 22 viajes al cementerio de Darwin, constituyendo la única presencia permanente de argentinos en las Islas. También organizó dos homenajes a la zona donde fuera hundido el Crucero “Gral. Belgrano”.(1994 y 1998).

 Durante seis años (1998-2004), la Comisión de Familiares de Caídos en Malvinas fue protagonista de una verdadera proeza humanitaria, acompañada por las cancillerías argentina y británica: fue capaz de superar las heridas de la guerra y con un conflicto pendiente entre ambos países, logró hacer realidad la construcción del Monumento a los Caídos en las Islas Malvinas. En todos los demás casos, obras de esta magnitud se realizaron entre países que habían resuelto los conflictos que motivaron las acciones bélicas.

 Al finalizar la construcción del Monumento, la Comisión de Familiares de Caídos en Malvinas e Islas del Atlántico Sur viajó a Malvinas para inspeccionar el final de las obras (marzo de 2005). Gestionó exitosamente ante las autoridades británicas que se le confiriera el mantenimiento del Monumento, como forma de consolidar ese espacio ganado a través de una década y media de presencia periódica en las Islas.

 Lanata afirma que aún no se saben cuántos son los Caídos en Malvinas, lo que no es cierto. No hay controversia al respecto y existen las Leyes Nacionales 24.950 y 25.424 que consagran a los 649 Caídos como Héroes de Malvinas.

 Respecto a la contratación en las Islas para realizar las obras de mantenimiento del Monumento, durante estos últimos dos años la Comisión de Familiares insistió para que se le enviara un presupuesto desde las Islas que cubriera el mantenimiento por cinco años, ya que una negociación año a año, entraña múltiples dificultades. La única oferta recibida, por un solo año, provino de la empresa que instaló el Monumento a un costo que se consideró excesivo (6.000 mil libras anuales). Por eso se insistió para que surgieran otras ofertas, ya que las obras de mantenimiento son simples. En enero de 2006, el Sr. Sebastián Socodo ofreció hacerse cargo del mantenimiento por un costo de 4.000 libras anuales. Se le respondió inmediatamente, pero durante varios meses no recibimos su respuesta.

             La Comisión de Familiares de Caídos en Malvinas no recibe subsidios del Estado Nacional ni de fundaciones extranjeras, por lo que debemos recurrir a nuestra gestión doméstica para obtener los recursos. Por ello, desde hace más de un año promovemos la sanción de un proyecto de ley que incluye, entre otras cosas, el otorgamiento de los fondos para el mantenimiento del Monumento a los Caídos y del cementerio en Malvinas. También planteamos en diversas oportunidades la necesidad de financiamiento ante diversas instancias del Estado Nacional y hasta del Gobierno y la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires. Todas gestiones infructuosas, por el momento.

             Iniciamos entonces una campaña de asociados y de recaudación de fondos, pero recién nos encontramos en sus inicios. La imposibilidad de obtener los recursos por otra vía, nos obligó hace treinta días a recaer nuevamente en la generosidad del Sr. Eduardo Eurnekián y Aeropuertos Argentina 2000, donantes de los fondos para la construcción del Monumento, quienes inmediatamente aceptaron solventar también el costo de su mantenimiento.

             Lanata afirma que la mayoría de los restos de los soldados británicos fueron enterrados en el Reino Unido. Es cierto, pero no por los motivos que él sugiere. En realidad, el Reino Unido mantiene el secreto militar sobre el conflicto armado por 99 años. Cualquier ciudadano o funcionario británico que lo viole, es sancionado severamente, como le sucedió al ex funcionario del Ministerio de Defensa británico, Clive Pointing, autor de “El Derecho a saber”, sobre el hundimiento del Crucero “Gral. Belgrano”, que fuera exonerado por revelar información no permitida. Entre los secretos, se encuentra la cantidad de bajas británicas en el conflicto armado, y el ocultamiento de los cuerpos de los soldados británicos responde a la necesidad de sostener la falsa versión que ellos sufrieron menos bajas que nosotros.

             Luego cita a Gary Clement, al que presenta como ex comandante de la Royal Marine , quien se habría lamentado acerca de que “el anterior cementerio era mucho mejor, es una vergüenza lo que han hecho…recuerdo que las familias habían dejado rosarios, flores y fotos en todas las tumbas…era un lugar especial. En cambio, ahora no hay nada, te hace sentir como si estuvieran abandonados. Como soldado británico, no me gustaría estar enterrado ahí de esa manera. Es una vergüenza para la Argentina ”.

             El hecho de que en el Cementerio no se mantengan los rosarios, las flores, las fotos y las placas depositadas por los familiares de los Caídos argentinos, es responsabilidad de los militares británicos, quienes al finalizar cada homenaje argentino, retiraban todos esos recuerdos y los guardaban en un depósito de la base militar de Mount Pleasant. Hoy, esas placas, esas fotos y recuerdos, junto a las viejas Cruces del Cementerio, son parte de la Muestra “Malvinas: Islas de la Memoria ”, que itinera por toda la Argentina continental para honrar a quienes nos precedieron en la recuperación inconclusa de las Malvinas.

             Lanata también hace referencia a la Imagen de la Virgen de Luján, aún no integrada al conjunto del Monumento. Es bueno reconocer que nunca nadie en las Islas, ni autoridad británica alguna, objetó ese Sagrado Símbolo de nuestra Fe. No entendemos por qué Lanata, hace referencia a la ausencia de la Imagen. Ella irá – siempre lo dijimos-, el día que se inaugure el Monumento, por cierto con no menos de un familiar por cada Héroe Caído.

            Concluye el periodista que “en Darwin está Puerto Argentino: hay cruces despintadas, y bosta de oveja entre las tumbas, y un viento que nunca termina de soplar”. Es cierto que en el Cementerio de Darwin está la principal trinchera argentina de Malvinas. Allí estará para siempre, aún después de regresar bajo nuestra soberanía. Lo de las ovejas tiene arreglo, lo del viento, no. El viento somos nosotros, que estaremos siempre soplando, arrimándonos a nuestros queridos muertos y a las Islas que recuperaremos algún día.

   Leandro de la Colina                Delmira de Cao            Héctor Cisneros

      Tesorero                                    Secretaria                      Presidente

Sitio armado por Maximus: firmesydignos_argentina@yahoo.com.ar  

 

Instituto Malvinas: :: tel 4123-4567 :: institutomalvinas@yahoo.com.ar