INSTITUTO MALVINAS :: Para pensar la Patria
 

Carta de Lectores

"No se defiende lo que no se quiere y no se quiere
lo que no se conoce"

   

 

 

 

     
 

 

 

     
 
     

Mas correos

     
       
     

 

Carta de un Combatiente

Estimada Señora
Diputada de la Nación
Doña Olinda Montenegro
:


De mi mayor consideración:

Debo confesar que, no sin sorpresa, me he enterado del curioso proyecto de Ley que prácticamente equipara a los que somos verdaderos ex Combatientes de la Guerra de Malvinas con los que ocasionalmente fueron movilizados, más o menos por la misma época, en funciones colaterales al verdadero escenario de la lucha armada.

No dejo de reconocer la angustia que pudo haber vivido quien por entonces fuera trasladado al sur, a Bahía Blanca, Comodoro Rivadavia, o a algún otro lugar en forma contemporánea a la gesta de Malvinas. Sin embargo nada puede asemejarse este viaje a estar sumergido en la verdadera guerra.

Últimamente, y debo suponer que como consecuencia de los incipientes beneficios que logramos luego de extraordinarios esfuerzos, hemos asistido a toda clase de proyectos de Ley que beneficiarían fundamentalmente a quienes, tengo para mí, no les corresponde de ningún modo tal equiparación.

¿Es igual el reconocimiento que se le debe a un soldado conscripto que fue enviado al sitio mismo de la lucha armada, que el que merece quien solamente vivió la humilde presión de no saber si era enviado a las islas o no?¿ No puede solucionarse esto último con un debido soporte psicológico que sí debería prestarse?.

¿Alguno de los señores Legisladores, miembros del partido al cual orgullosamente he pertenecido, y pertenezco, me podría explicar cómo han ponderado los porcentajes de sufrimientos que hemos pasado a un lado u otro para plasmarlos con tanta seguridad en este proyecto?

¿Equivale a un 30% de diferencia el no haber podido comer ni beber agua estando prisionero del enemigo durante varios días, para terminar pasando la lengua sobre la nevizca de la carpa, y terminar regresando evacuado en un buque hospital ya terminada la guerra?

¿Se conoce acaso la frustración de regresar por la medianoche en colectivos con las ventanas selladas y las luces apagadas, ocultándonos vergonzosamente, para luego retenernos en Campo de Mayo por varios días?¿Sabían que hasta nos quisieron cobrar la ropa que nos faltaba, a nuestra vuelta?

¿Oyeron sobre la discriminación laboral, del ver cómo extrañamente casi se duplicó el padrón de veteranos hacia los ´90, y de las eternas promesas incumplidas hacia nosotros?

Si los soldados movilizados en el continente, al decir del proyecto, “sufrieron mientras cavaban las trincheras en el continente ante la posibilidad del ataque del enemigo, porque hicieron guardias en la noche insondable ante el Atlántico inmenso y rugiente para detectar sólo con sus ojos, si había buzos tácticos ingleses en las cercanías” ¿Qué nos queda a los que realmente cavamos esas trincheras para poder sobrevivir a esa real, y no hipotética, amenaza del enemigo?¿o de los que hemos perdido a nuestros compañeros por esa real presencia?

Señora: por favor, ruego sepa interpretar el sentir de los auténticos ex-Combatientes. Represéntenos también.

Jamás se nos ha reconocido nada y ahora encima… ¡lo que faltaba para sumergirnos aún más!, nos quieren equiparar con el resto de los soldados que, a salvo de ataques y en la seguridad del continente, cumplieron con sus tareas. Y lo que es peor: hasta hay quienes nos quieren equiparar con los militares de carrera. ¿Es que nada merecemos por haber ofrendado nuestra vida a la Patria? ¿Ya todo será lo mismo?¿Nada nos diferenciará?

No señora, yo no apoyo este proyecto y jamás lo haría, pues nos quita el único reconocimiento que aún nos queda de esta guerra.

Me hace sentir profundamente dolorido y lo considero humillante para los que, fusil viejo en mano, debimos defender a la Patria con ausencia total de recursos.

Hago votos para que se reconsidere esta presentación, evitando herir aún más a los que verdaderamente luchamos en nuestras queridas Malvinas.

Por favor, investigue, asesórese.

De ser necesario, le ofrezco reunir Veteranos para poder trabajar sobre una legislación orientada a los reales protagonistas de nuestra historia.

¡Dios la ilumine!

Quedando al aguardo de sus comentarios la saluda muy atte.

Franklin Humberto Romero
Ex Combatiente de Guerra
D.N.I. 14.495.304
Sitio armado por Maximus: firmesydignos_argentina@yahoo.com.ar  

 

Instituto Malvinas: :: tel 4123-4567 :: institutomalvinas@yahoo.com.ar