INSTITUTO MALVINAS :: Para pensar la Patria
 

Carta de Lectores

"No se defiende lo que no se quiere y no se quiere
lo que no se conoce"

   

 

 

 

     
 

 


Foto de Diego Colombo.
Tomada en Malvinas en unos de sus viajes a las islas.

 

     
 
     

Mas correos

     
       
     

 

2 de Abril 1982 – 25 años – 2 de abril de 2007

Basta de desmalvinización cipaya!!!

            Una vez más, pero profundizado por ser éste el 25 aniversario, la prensa canalla y los cipayos locales, políticamente correctos, continúan echando un manto desmalvinizador, al acto soberano que significó, la recuperación de una parte de nuestro territorio nacional.

Aunque ya no me quedan dudas de que la invasión a nuestras Malvinas de parte de un gobierno ilegítimo, ilegal y genocida, estuvo tan alejada de ser un manotazo de ahogado para perpetrarse en el poder, como cercana a una maniobra perfectamente convenida con el enemigo imperial, de tal manera de retroceder 40; 50 o vaya uno a saber cuantos años la discusión por la soberanía.

Un poco de historia, luego de muchos años de reclamos corría 1975, año que selló la independencia de varias colonias, sobre toda en África. El avance del gobierno peronista sobre la soberanía argentina y las resoluciones del comité de descolonización de las Naciones Unidas, hacían insostenible para Inglaterra continuar con su política colonialista. (en el libro de Adolfo Silenzi de Stagni, entre otros,, Petróleo y Malvinas, se puede apreciar claramente esto último).

En consecuencia el imperio tenía la necesidad de generar un conflicto, que le permitiera, exponer su poderío bélico y luego de un seguro triunfo, argumentar que nuestro País, no tenía derecho a la discusión diplomática sobre la soberanía por el acto de “invasión” que había llevado a cabo. Resultado Inglaterra, EE.UU. y la OTAN, se garantizaban, por muchos años más, un territorio estratégico y con una cuenca petrolífera de las más importantes del mundo.

Obviamente que la mayoría de la oficialidad de alto rango y, desde luego los oficiales y soldados, éramos ignorantes de esa maniobra, es por eso que hubieron muchísimos actos heroicos y de un desprendimiento y amor a la Patria que nos enorgullecieron enormemente.

Ahora bien muchos dirán, pero se perdieron muchas vidas, no se puede ser tan servil y genuflexo para con el imperio. Bueno, y que fue sino el golpe del 24 de marzo de 1976, con un saldo de más de 30.000 desaparecidos y un país entregado de pies y manos al imperio. Esos gorilas (militares y civiles) fueron los mismos que impunemente bombardearon una plaza repleta de trabajadores, mujeres y niño (junio de 1955) masacrando a más de 500 argentinos. Estas son apenas algunas muestras de que las armas que el pueblo les entregó las utilizaron para masacrarlo impunemente.

Primero tuvimos que soportar la política de desmalvinización del gobierno alfonsinista, luego al vendepatria y cipayo de Menem, con su no menos repugnante política entreguista que tuvo en Guido Di Tella, al paradigma de la sumisión con su nefasta relaciones carnales, que tenía como gran estrategia, regalar ositos Huini Pó a los hijos de los Kelpers.

Todo ello recibió y recibe aún el apoyo cómplice de la gran prensa canalla, que continuamente analiza la batalla de Malvinas como un acto de locura de un General borracho. Poniendo énfasis en que nunca debimos desafiar a esa gran potencia. Todo esto encierra subrepticiamente la necesidad de que nos hagamos a la idea de que esa tierra alejada no vale la pena ni pensar en recuperarla.

Ahora bien, modestamente creo que la mejor forma de comenzar a recuperar nuestra soberanía sobre Malvinas, más allá de una ofensiva e inteligente política diplomática, es recuperar nuestra soberanía sobre los recursos energéticos, sobre nuestros resortes más estratégico, (comunicaciones, industria naval, industria para la defensa, etc.). Necesitamos una FF.AA. verdaderamente integradas a la Nación, que tengan nuevamente hipótesis de conflicto con el enemigo imperialista, con la preparación tanto profesional como del pueblo, que permitan estar a la altura de las circunstancias.

Solo así comenzaremos a terminar con esta vergonzosa política desmalvinizadora y comenzaremos a transitar un verdadero camino de recuperación de nuestra soberanía.

  

Fabián CABANELLAS

Ex Soldado clase 1963

Cñía. Arsenales 11 Río Gallegos

RIM MEC 24 T. O. A. S.

Sitio armado por Maximus: firmesydignos_argentina@yahoo.com.ar  

 

Instituto Malvinas: :: tel 4123-4567 :: institutomalvinas@yahoo.com.ar