INSTITUTO MALVINAS :: Para pensar la Patria
 

Artículos de Interés

"No se defiende lo que no se quiere y no se quiere
lo que no se conoce"

   

 

 

 

     
 

 


 

Más sobre el Crucero
ARA Grl BELGRANO

     
 
     
       
       
     

 

A 25 años de su hundimiento en la Guerra de Malvinas  

Crucero Belgrano: para EE.UU., navegaba fuera de la zona de exclusión  

Lo afirma un informe que revela el contenido de una mesa redonda hecha en 1983. 

Ana Barón WASHINGTON CORRESPONSAL
abaron@clarin.com 

El Almirante Harry D. Train de la Marina de Estados Unidos, no tiene ninguna duda . "Hacía catorce horas que el crucero General Belgrano estaba regresando al puerto, cuando Margaret Thatcher dio la orden de atacar". Train, que durante la guerra de Malvinas, era jefe del Comando Atlántico de su país explicó que el submarino nuclear "Conqueror" persiguió al buque argentino durante las catorce horas que duró su intento de regresar al continente. 

El almirante británico John "Sandy" Woodward pidió permiso para ordenar el ataque cuando el Belgrano estaba fuera de la zona de exclusión. Pero luego nadie informó que el buque había cambiado el rumbo y se dirigía al oeste, luego de que quedara abortado el ataque que debía efectuar a la flota inglesa junto con el portaaviones "25 de Mayo". 

De todos los militares estadounidenses, Train fue el que siguió más de cerca las operaciones navales. Desde el día en que los militares argentinos desembarcaron en las Georgias, Estados Unidos orientó todos sus satélites de inteligencia para dilucidar qué pasaba en el Atlántico sur. Toda esa información pasaba por las manos de Train.

En 1983, durante una mesa redonda realizada para el "Proyecto de Historia Oral Ronald Reagan", cuya transcripción fue desclasificada recientemente, Train contó que cuando el comandante en jefe de la Marina inglesa, John Fieldhouse, fue a hablar con la primer ministro Margaret Thatcher, obtuvo autorización para hundir al Belgrano. "Se lo transmitió a Woodward, que lo remitió de nuevo a Londres, al comando de submarinos. Cuando ese comando ordenó el hundimiento al capitán del Conqueror, Chris Wreford—Brown, hacía 14 horas que el General Belgrano viajaba rumbo al oeste".  

En una entrevista con esta corresponsal, el comandante de la flota de submarinos británicos Richard Hask reconoció que el Belgrano estaba fuera de la zona de exclusión. "Para nosotros la zona de exclusión significaba poco. En ese momento ya estábamos en guerra". Más aún, Hask dijo que cuando el Belgrano fue detectado, "se estaba moviendo en zigzag en el sudoeste de la zona de exclusión. Cuando fue hundido su dirección era norte oeste", hacia el continente. 

Hask también admitió que temían un ataque del "General Belgrano" y del "25 de mayo". El contenido de la mesa redonda de 1983, ratifica lo publicado por Clarín en su edición de ayer sobre las últimas horas del Belgrano, y sobre la certeza de los británicos de que el crucero preparaba un ataque a gran escala el mismo día en que fue hundido. 

El documento revela que entre los británicos prevalecía la idea de que podían perder la guerra. "En una ocasión, la señora Thatcher me dijo que sus militares le decían que su intento podía fracasar. No tenían logística para lanzar una operación a siete mil millas", dijo en la mesa redonda el ex ministro de Defensa de Reagan, Caspar Weinberger.

 

Sitio armado por Maximus: firmesydignos_argentina@yahoo.com.ar  

 

Instituto Malvinas: :: tel 4123-4567 :: institutomalvinas@yahoo.com.ar